investigación

El suspenso de la marca y sus consecuencias

noviembre 24, 2016|Publicado por: Uncategorized

El suspenso de la marca es decretado por el examinador cuando se ha detectado un defecto de forma en la solicitud o ésta ha sido objeto de oposición por un tercero dentro del plazo legal. ¿Significa ésto que hemos perdido la marca y debemos olvidarnos de ella? Claro que no, la ley establece plazos para contestar ese suspenso y lograr la concesión definitiva de la marca.

Toda solicitud de marca nacional debe ser publicada en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial. Éste trámite, que puede tardar entre siete días y un mes dependiendo del volumen de trabajo de la OEPM, da comienzo al plazo de presentación de oposiciones por parte de terceros.

Los plazos del suspenso

Desde el momento en que el suspenso de una marca es publicado en el BOPI comienza un plazo de un mes, improrrogable, para la presentación de las oportunas alegaciones al mismo. El plazo es el mismo tanto si el suspenso ha sido realizado en base a una oposición por parte de un tercero como si lo ha sido por un defecto de forma en la solicitud.

Si bien anteriormente la OEPM agotaba este plazo antes de dictar resolución, desde hace un tiempo sólo espera a que lleguen las alegaciones para resolver. Esto supone un paso atrás en las garantías legales que asisten a los personados en el expediente, dado que antes se podían hacer modificaciones a las alegaciones durante todo ese mes conforme se iban obteniendo más informaciones que respaldaran la postura de las partes. Con el sistema actual tan pronto se presenta la contestación al suspenso, el examinador puede resolver, lo que hace muy importante que las alegaciones que se manden sean siempre oportunas, bien fundamentadas y documentadas y con la mejor redacción posible para evitar que el examinador dictamine en base a alegaciones defectuosas.

¿Cómo contesto un suspenso?

En el caso del defecto de forma, la marca será finalmente denegada si no hay alegaciones de la parte interesada. Habitualmente la propia carta de la Administración incluye una manera de subsanar el defecto encontrado, salvo que el motivo del suspenso sea que la marca incurre en alguna de las prohibiciones absolutas de las que hablábamos en éste otro artículo. En este caso la solución es complicada…

En caso de oposición por parte de terceros, el escrito completo de oposición será remitido al titular de la marca opuesta para redactar las alegaciones oportunas. Las alegaciones deben ir dirigidas a demostrar que nuestra marca goza de carácter distintivo con respecto a la marca oponente, ya sea éste gráfico, fonético o de otro tipo.

En ambos casos, la asistencia de un Agente Colegiado es de la máxima importancia. Si bien un abogado puede conocer la legislación y presentar alegaciones sujetas a derecho, el Agente Colegiado es el profesional más facultado para destacar el carácter distintivo de una marca frente a otras o eludir que nuestra marca incurra en alguna de las prohibiciones absolutas que marca la ley.

¿Qué ocurre tras la resolución?

Contra el dictamen de la Oficina Española de Patentes y Marcas, ya sea concediendo o denegando la marca, puede interponerse recurso de alzada ante la administración. El plazo para poder presentar dicho recurso es de un mes tras la publicación del dictamen en el Boletín Oficial de Propiedad Industrial. Este recurso agota la vía administrativa y es la última bala en la recámara para las partes.

Si la OEPM considera que necesita más información para resolver el recurso puede citar a alguna de las partes para una vista oral. En dicha vista, las partes y sus representantes legales pueden exponer las razones por la que consideran que la marca debe ser concedida o denegada, pasando el examinador a resolver el expediente inmediatamente después.

Cómo decíamos antes, la asistencia en la elaboración de los escritos, tanto para las alegaciones a un suspenso, como para los recursos de alzada ante la administración, es crucial. Son los profesionales más preparados para asesorar a los titulares de las marcas y conseguir la respuesta favorable de los examinadores. No basta con un escrito bien redactado, es importante acompañarlo de la suficiente jurisprudencia y resoluciones pasadas que hayan sido beneficiosas para fundamentar nuestros argumentos.

Deja un comentario


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*



*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies